fbpx

RITUAL ANGÉLICO PARA LA SALUD

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

Un ritual es la fusión de tu poder espiritual y las acciones físicas de la actividad que sugiere; siempre es conveniente y oportuno realizar un ritual para activar las fuerzas intangibles para activar la Luz del Creador en ti y sintonizarte en un nivel de mayor vibración, que es etéreo y por tanto espiritual.

Para este ritual necesitarás tres velas: una color blanco, una color verde y una color azul, incienso con aroma de flores; la imagen de Rafael Arcángel y elige una música suave y agradable con la que te guste meditar.

Preferentemente durante los días de luna menguante enciende tus velas invoca la presencia de tu ángel guardián y posteriormente a los arcángeles Rafael, Miguel y Zadquiel para que con sus rayos de luz armonicen y restablezcan toda tu energía recuperando y manteniendo tu salud física.

Visualízate por unos momentos con un hermoso rayo de luz descendiendo desde tu cabeza y recorriendo lentamente todo tu cuerpo como si lo escaneara hasta la punta de tus pies, permite que tu respiración sea lenta suave y profunda a lo largo de esta visualización, imaginando que la luz va limpiando todo tu cuerpo y tu respiración va sacando la sombra que pudieses imaginar o sentir en alguna parte de ti.

Al terminar agradece la ayuda arcangélica y la compañía de tu ángel guardián, para despedirte emplea un sello de poder y apaga tus velas.

Oración de apertura:

“Creo en el poder divino a través de los ángeles, creo en la capacidad para inundarme de luz, confío en la divinidad dentro de mi, toda la luz dentro de mi si alinea aquí y ahora al poder absoluto de los arcángeles de salud protección y cambio bienvenida sea la energía de Dios dentro de mi que ahora se manifiesta y entra ni nítidamente a mi Ser para sanarme.

 Confío en el poder divino Y la bondad angélica que eliminan la sombra de todos mis cuerpos.

 Así, con toda pureza de intención invoco la presencia de mi amado ángel guardián para que protejas este espacio Y me acompañes en este momento.

Yo invoco a las huestes de Rafael Arcángel para que desciendan sobre mi cuerpo y que todos estos ángeles sanadores absorban la sombra de mi cuerpo en mi pasado, mi presente y mi futuro para que brille de nuevo el sol dentro de mi, como corresponde a mi naturaleza divina.

Yo invoco a Miguel Arcángel para que con su espada de plata y su rayo azul zafiro proteja todas mis células ya active la energía divina de la salud constante protegiéndola y manteniéndola.

 Yo invoco Zadquiel Arcángel para que transmute esta sombra en luz dorada de armonía perfecta para mi y para el universo.

 Hoy sano encontrando el equilibrio y la bondad perfecta en mi ser, respetando el plan divino que es para mí.”

Oración de Sello de Poder:

“Sello este mandato con todo mi agradecimiento por descender a mi cuerpo y escucharme Seres de Luz, Ángeles y Arcángeles

Hecho está, hecho está, hecho está

Gracias Padre Divino bajo tu voluntad me ejerzo y me complazco

Gracias Madre Divina por la ternura de gestar en mí este cambio positivo

Gracias por la salud que me corresponde”

Repítelo durante nueve días de luna menguante, el último día permite que las velas se consuman totalmente.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres sanar o armonizar tu vida?
te invito a tomar acción.

X
× escríbeme un mensaje