INFIDELIDAD HECHA A MANO

Actualmente la lealtad a la pareja puede ser algo endeble y en ocasiones se vive con desconfianza y miedo a la traición, por ello la importancia de ser cautos desde el principio, de saber perdonar y no repetir los errores que lastiman, pues si bien equivocarse es una circunstancia humana y el perdón una necesidad; no repetir comportamientos que lastiman al otro, es fundamental bajo el concepto del respeto a si mismos y al otro.

 

Si al hombre le falta admiración y requiere asentarse como hombre y elevar su concepto de masculinidad mediante aceptación, el ojo se le alegrará más fácilmente.

 

Puede ser que haya crecido como el niño bonito de su mamá; puede ser que haya sido siempre castigado y hasta rechazado por ella o bien haber tenido un padre que con su ejemplo le enseñó a tener varias parejas. O bien puede ser que en la intimidad sexual de la pareja no esté siendo lo espectacular que podría ser por timidez, por falta de conocimiento, mitos y tabúes en cuanto a la sexualidad.

 

Como sea, la consecuencia es la misma: infidelidad. Y ¿sabías que esto se puede prevenir con comunicación y una adecuada educación sexual?

 

La sexualidad en si misma es una necesidad básica o instinto en todo ser humano –a veces más a veces menos-, que requiere satisfacerse de manera placentera, al igual que comer que es otra necesidad básica o instinto, sino te gusta comer algo ¿qué pasa si ya te canso el mismo platillo? En comida es fácil cambiar esto, en una pareja requiere comunicación ¿qué te gusta, qué necesitas? Es la pregunta de oro y empezar a hacer las transformaciones.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres sanar o armonizar tu vida?
te invito a tomar acción.

X
× escríbeme un mensaje