el_hijo_de_Dios_pintando_luzAlguna vez una maestra definía al milagro como la Gracia de Dios manifiesta en la tercera dimensión, por definición milagro es un hecho inexplicable por las leyes naturales y por tanto atribuido a las fuerzas divinas; mientras que por sus raíces, la palabra milagro deriva del latín miraculum, que significa mirar.

Se podría decir que es la manifestación del Amor Divino en cualquiera de sus expresiones, en forma sorpresiva y en muchas ocasiones como respuesta a alguna petición, de esta manera tú puedes crear milagros, todos somos creadores de milagros, siempre en la medida que aprendemos a apreciar la presencia de los Ángeles en nuestras vidas, porque es una forma de igualar nuestra energía en el Amor de nuestro origen Divino, así se acercarán más a nosotros.

Muchas veces ponemos el cielo a trabajar y pedimos que suceda algo a favor  y nos sorprende cuando esto se cumple, esto es una muestra de nuestra poca confianza, certeza y fe. Si tan sólo te dieras cuenta que con tu pensamiento estás creando tu realidad, comprenderías la importancia de tener pensamiento positivo. Creemos que  nuestra forma de ser en el trabajo, nada tiene que ver con la familia y menos aún consideramos que la manera en que trato a un extraño en la calle se relacionará con un ascenso o reconocimiento en la oficina. Es importante tener presente que eres parte de un todo y que todo está relacionado, por ello, tarde o temprano tu forma de ser un área de vida impactará otra parte de ti.

Si en verdad comprendiéramos que los obstáculos cotidianos son necesarios para nuestro aprendizaje y así ir incrementando la sabiduría, tendríamos mayor aceptación de lo que sucede a cada uno, nos engancharíamos menos en pensamientos negativos y sentiríamos mayor felicidad. Así, estaríamos atrayendo más energía positiva, que es Luz, luz a nuestra vida, que significan Ángeles y con ello todo iría cambiando.

Primero que nada reconócete a ti mism@,  como un hij@ de Dios hech@ su imagen y semejanza, por lo tanto tu esencia es bondad, que no lo reconozcas tan claramente  es resultado de tus experiencias de vida y de tu libre albedrío, recuerda que naciste en este Planeta para aprender a amar y eso se hace primero con el pensamiento. Amarte a ti mism@ es tarea de todos los días y lo que tienes en tu vida es reflejo de lo que hay en tu interior.

Los Ángeles están a tu lado permitiendo que te suceda lo que te corresponde. Ellos no intervienen si tu no los llamas, porque recuerda que no te obligan a nada, están respetando tu libre albedrío; pero si tú los llamas y te mantienes con una vibración alta, estarán beneficiándote continuamente, tú lo podrás comprobar.

La razón de ser de los Ángeles es contestar a tus peticiones, siempre y cuando lo que   pidas sea una forma de acercarte a la Luz del Amor, sin embargo a veces pides y quieres que se conceda en ese instante sin recordar o aceptar los pensamientos negativos, los sentimientos negativos o las acciones que has deseado en contra de otros; es importante ser responsables de ti mism@, dejando de pensar que Dios va a dar o a castigar, cuando en realidad todo depende de tu pensamiento puro en Amor, de tus buenos sentimientos y similitud de acciones.

 Aquí sí: hasta la intención cuenta, con la intención basta para quedar marcado en tu energía como un punto positivo o negativo.