El tema de la reencarnación ya no es mas una cuestión solamente de fe, hoy en día el concepto de la reencarnación es tema de investigación científica, como parte de los estudios de la conciencia. Gracias al trabajo de muchos científicos en la actualidad contamos con algunas evidencias de la reencarnación o de la vida después de la vida. Edgar Cayce es posiblemente la persona con habilidades psíquicas que “veía a la persona a través de sus vidas pasadas” que mejor documentó su trabajo; en base a sus visiones, descubría la raíz de las dolencias de sus consultantes y les podía recetar con certeza lo que les llevaría a sanar. Es quizás el primer estudio del siglo 20 que se refiere a la reencarnación, después encontramos los estudios del Dr. Brian Weiss que abre la puerta a profundizar el conocimiento de la persona a través del supra-consciente, aplicando terapéuticamente su técnica de regresión a vidas pasadas. Sin embargo hay muchos otros personajes importantes en la historia de la regresión a vidas pasadas: Helen Wambach, Raymond Moody, Mchael Newton, Jose Luis Cobouli, Ian Stevenson.  Todos ellos nos brindan valiosa información que invitan a explorar a profundidad los temas de reencarnaión y karma. ¿Porqué habrás abierto esta página el día de hoy ? ¿por qué tú y no otro?… si Claro! Porque te interesa el tema, porque lo buscaste, porque no tenías nada que hace, porque estabas buscando respuestas, si por supuesto, o porque a lo mejor, quizás… Decía Voltaire: “La casualidad es una palabra que carece de sentido, nada puede existir sin una causa”. De esta manera naaaada sucede por casualidad, todo lo que te sucede te corresponde, a ti, a mi, a todos, no hay casualidades, todo es cuestión de karma. El tema de karma y reencarnación actualmente, es más estudiado a través de la terapia de vidas pasadas, además de interesante ayuda a encontrar sentido a preguntas como ¿por qué a ti?…¿por qué no puedes salir de esa tristeza? ¿por qué es tan difícil la relación con tu pareja o por qué no la puedes dejar ir… aunque a veces ya terminaron hace tiempo? “Reencarnación y karma” son temas que pertenecen al esoterismo, la palabra viene del griego esoterikón, que significa lo más profundo, lo de más adentro. Así se ha aplicado el término esotérico para referirse a información reservada, profunda sobre la naturaleza humana, oculta al populi, es decir poco accesible para todo el mundo   ¿y entonces para quién si es accesible esta información? La respuesta dada en la misma filosofía esotérica establece que ES para los que muestren mayor evolución humana espiritual, ya que el esoterismo contiene los conocimientos más profundos y avanzados sobre la naturaleza humana, (pero sin pruebas científicas), parten del conocimiento interno, subjetivo, y por lo tanto dependen de la intuición, que es la sensibilidad para entender lo etéreo, lo que no se percibe a simple vista, sólo se aprecia con los ojos del alma. A lo largo de la historia se ha considerado que debían cuidarse muy bien y saber trasmitir, pues en manos de personas poco responsables podían dañar al mismo ser humano, apareciendo lo que yo llamo “falsos mesías”, que son personas que casi se sienten iniciados, tocados por la mano de Dios con conexiones especiales y se sienten privilegiados, creen estar por encima de los demás. Aún así, actualmente varios temas esotéricos están cada vez más entre todos: libros que hablan del poder mental, el estudio de los Ángeles, la utilización de cuarzos y cristales, el regreso de la alquimia y la magia espiritual, que más modernamente los llaman métodos alternativos, holísticos. ¿Pero qué es la reencarnación propiamente dicha? Lucy Aspra explica que el término reencarnación se refiere a repetidos ingresos de un principio viviente relativamente permanente que entra y habita dentro de envolturas físicas. Dicho de otra manera una forma visible es habitada por una forma más etérea, que sobrevive a su envoltura física. Los principios esotéricos no admiten que la esencia humana pueda retroceder al bruto en contra de la corriente general de la evolución, mientras que en el Budismo se dice que el principio eterno que reencarna puede pasar de formas humanas a las animales y viceversa. ¿Pero, qué es ese principio viviente? Para quiénes este nombre técnico no es familiar, pueden considerar que es la raíz de todo lo existente, que va evolucionando por grados. Helena Blavatsky, explica que la naturaleza física está constituida por cuatro cuerpos: uno que se puede ver y tres que no se ven: un cuerpo doble etérico, uno emocional y un cuerpo mental-racional. Cada uno formado por partículas diferentes que vibran a diferente velocidad, dice que toda esta naturaleza física es producida e impregnada por una chispa de Vida universal, que es la fuerza impulsora de la evolución; vida que los humanos de todas las épocas y culturas de una u otra forma han llamado Divina, también llamada Fuente Universal de energía, y desde un punto de vista más espiritual: Dios. Esa chispa es la que en la filosofía de la reencarnación debe aprender a través de la experiencia lo mejor en cada vida para su crecimiento y evolución espiritual,  ser mejores seres humanos.