numerologiaTodo en el Universo tiene una vibración y ésta se traduce en sonidos, éstos a su vez se traducen en números, que son códigos que interpretan la vibración de cada cosa. Así, los números son símbolos que forman un puente lazando dos mundos, uno material y otro espiritual, los dos forman un único mundo: el Universo.

Mientras que la Aritmética es una rama de las Matemáticas que sirve para contar lo visible, la Numerología cuenta lo invisible. Su principal objetivo es conocer cómo está vibrando la chispa de vida en un ser humano, es decir su alma. Y fue Pitágoras (siglo VI a.C.) quien codificó y estructuró lo hecho en tradiciones más antiguas.

Nuestro nombre es un código vibratorio y así, la Numerología nos ayuda a decodificar nuestra vibración, es decir a comprender un poco mas nuestra vida.

Nadie inventó la Numerología, se descubrió en las culturas más antiguas, y desde entonces se ha considerado una ciencia del alma, que revela lo invisible.

La fecha de nuestro nacimiento no es una casualidad, nos marca una serie de características en nuestra personalidad, nuestra forma de ser y comportarnos ante diversas circunstancias que se presentan a lo largo de la vida. Así como nuestros talentos, retos y el destino que –en la filosofía de la eternidad del alma y la re-encarnación-, son resultado de lo que hemos sido previamente en otras vidas. Así, la Numerología nos ayuda a comprender el papel que desempeñamos durante nuestra vida actual. Y responder preguntas que muchas veces saltan en nuestra mente como: ¿para qué vivo? ¿cuál es mi misión en la vida? ¿cuál es mi destino? ¿cómo debería de ser yo como persona?

Es como una radiografía de tu alma, aquí se aprecia tu personalidad, tu misión, lo que vienes a hacer, tus retos y lo que te falta lograr. Si descubres que hay diferencia entre lo que piensas de ti mismo y lo que dicen los números, es más probable que éstos tengan la descripción más exacta, pues van más allá de tu mente racional, es decir del ego -que corresponde al plano material- y por lo tanto inferior al plano espiritual.