Poner un árbol dentro de casa durante la época de Navidad es una costumbre en muchos países del mundo. La tradición indica un pino de bosque, verde y freso como símbolo de vida alimentado por la sabia natural, como un reflejo de vida divina, es decir como un reflejo de Dios, su forma triangular, se relaciona con el arquetipo de Dios, que es un triángulo y representa a la Santísima Trinidad: Dios Padre, Dios Madre y Dios Hijo. Es un pino limpio en su tronco y en sus ramas, de musgo y de cualquier tipo de plagas, representando así, el hecho de soltar en tu alma cualquier emoción o actitud negativa que tengas, como: egoísmo, envidia, incomprensión, orgullo o soberbia, entre otras.
Como un recuerdo de todas las estrellas que brillaron la noche en que nació el niño Jesús, se llena de foquitos de colores, reflejando la alegría de su nacimiento.
Se le ponen esferas y otros adornos geométricos, u otro tipo como juguetes, animalitos, soldaditos, galletas o dulces, instrumentos musicales que IDEALMENTE vas colgando cada uno con una intención específica, lo que tendrías que hacer al colgar cada adorno, es tomarlo entre tus dos manos, verlo por un instante pronunciando en silencio o en voz alta cada su razón de estar en tu árbol de navidad.
Los más brillantes representan las ALABANZAS a Dios por todas las maravillas del mundo que creó para ti: como el sol de cada mañana, las estrellas, el arcoiris, el paisaje del mar con atardeceres hermosos, en fin. Y esto puede estar en una sola esfera o en varias o en todas.
Los adornos de colores intensos o mejor detallados, representan las PETICIONES humanas, como por ejemplo: te pido por el bienestar de mi familia, por la salud de mis padres o por la mente iluminada en la Bondad de quienes gobiernan nuestro planeta. O PETICIONES como: llena mi ser de tolerancia para respetar la forma de hacer las cosas de los demás, que son más específicas sobre nuestras necesidades personales.

Los adornos más delicados representan el PERDON, por ejemplo, porque yo no he sabido perdonar a mi pareja, porque he lastimado a mi mamá, porque he maltratado a mis compañeros, porque no he sabido aceptar con amor lo que me está tocando vivir.
Los adornos más grandes son para dar GRACIAS por todo lo que has recibido. Entonces cada adorno se cuelga con pensamientos como: gracias por la salud, gracias por el bienestar de mis hijos, gracias por la alegría y satisfacciones que he disfrutado, o gracias porque reconozco la oportunidad de crecimiento a través de los problemas y sufrimientos, es un símbolo de comprender la voluntad divina.
En cuanto a los adornos que tienen un tema los soldaditos representan la hueste de San Miguel Arcángel, como príncipe de las milicias Angélicas, con todo lo que ello significa. Las frutas, galletas y caramelos simbolizan la hueste de Uriel Arcángel, el Ángel de la abundancia y también pueden representar al Arcángel Gabriel con las “buenas nuevas”. Las velas representan la iluminación divina y también son del clan Angélico de Uriel.
Todo tipo de flores e instrumentos musicales se refieren a la presencia de San Gabriel Arcángel, trayendo las buenas noticias y bondades, cuidando el buen desarrollo de tus proyectos.
Los animalitos bien pueden representar a San Rafael Arcángel como símbolo de la vida y de la salud.
Soles y lunas representan a Dios Padre o a Dios Madre.
Y en todo el árbol extendemos con subidas y bajadas una guirnalda o cadena representando así la vida misma, los días que vives entre alabanzas, peticiones, perdonando y agradeciendo… unos días de subida, sintiéndote feliz y otros de bajada no tan buenos.
Los detalles dorados representan el toque de los Ángeles en tu vida. Los detalles en plata representan la ayuda de Santos y Guías espirituales.
En la punta se coloca generalmente una estrella con una luz intensa, como símbolo de que Dios te ilumina siempre. También representa la Fe, porque Dios brilla en cada ser humano, por eso esa luz brilla desde arriba, simulando iluminar a todo aquel frente al árbol, es decir a todo aquél con Dios.
Así que este año, cuando estés poniendo tu Arbolito de Navidad puedes hacer un evento, espiritualmente más y elevado, haciéndolo verdaderamente con toda alegría como una ofrenda a Dios… tu árbol en casa será entonces mucho, mucho más allá de bonitos adornos colgados, será un ritual de agradecimiento a Dios.
¡FELIZ NAVIDAD!
Gracias por acompañarnos y permitir que los Ángeles de Dios guíen tu vida y Que el Infinito Poder de la Luz Llene tu vida de la presencia de Dios